Llámanos(81) 1352.6689 - 91
Christus Muguerza SurMonterrey, N.L.

Siempre fui una niña, adolescente y joven con sobrepeso, probé todas las dietas y digo todas porque…

Hasta me amarraron los dientes como si me hubiera fracturado la mandíbula, pero sin éxito.  Sí, no niego que en algunos tuve mucho, bajé muchísimos kilos, pero sin darme cuenta regresaban al doble. Al año de casada, ya había recuperado los kilos que bajé para mi boda y unos cuántos más, y nació mi hermosa Regina sin contratiempo alguno, obvio los kilos del embarazo se me quedaron y mi vida giraba alrededor de los 90 kilos, asi me embaracé de mi segundo hijo, Alberto.

Hasta el año 2011, que Dios me premió con otro hermoso niño , Mauricio, fue cuando toqué fondo, con 115 kilos , deprimida, dormida, cansada, roncando, sin arreglarme y sin deseos de hacer nada, mi Mami, mi querida Tutú, me dio un volante de Cirugías de Obesidad, de una plática informativa, casi casi me ordenó que fuera.  La verdad no pude ir en esa ocasión, pero hice una cita con el Dr. Ramiro Rodriguez Lastra para que me informara y ahí cambió mi vida.

Esta frase, me dejó marcada: “es más factible que te mueras de un infarto por cargar a tu bebé y subir las escaleras de tu casa a que te mueras en el Quirófano”. Salí 100% convencida de ponerme en sus manos, pero me faltaba un pequeño detalle, el dinero y que mi esposo estuviera de acuerdo.

Para este mes de Julio del 2012, mi esposo, Mauricio me dijo un rotundo no y la verdad no insití.  Para el mes de Marzo 2013, volví a tocar el tema, me asesoraron para el trámite del Crédito.  Todo esto lo hice a escondidas de mi esposo, pero al final le abrí mi corazón y le expliqué las razones y motivos del porqué de mi operación y considero que al verme tan decidida y motivada, no tuvo más remedio que aceptar.  Fuimos con el Dr. Ramiro, y le explicó paso a paso del  procedimiento que me iba a realizar y sin más ni más mi Marido dijo: Adelante Médico, estamos en tus manos!

Como ha cambiado mi vida desde el 21 de abril del 2013??? Mi vida dio un cambio de 360grados……miles de kilos se han ido, puedo subirme a la bicicleta, puedo patinar, jugar futbol, subirme a los juegos con mis hijos, bailar, ponerme ropa bonita, sexy, de moda, tengo huesos que no sabía que si tenía, me puedo cortar las uñas de los pies, deja tú lo bonita que me veo , lo bien que me siento.

Duele? NADA, bueno lo único que me dolió fue cundo me pusieron el suero en el hospital. La recuperación de volada, lo único que no pude hacer es cargar a mi Bebé, pero de ahí en fuera todo super bien.

Todo el equipo de Cirugías de Obesidad, excelente, unos profesionales, muchísimo apoyo a la familia, a mí como paciente, ni se diga.

Ahora que sigue? A seguir cuidándome, ya como de todo, pero tu mismo cuerpo sabe y te dice que si y que no, aprendes a comer y a escuchar a tu cuerpo.

La gente dice: pues sí,  que fácil bajaste porque te operaste, pero realmente es muy difícil adaptarte y aceptarte, porqué? Pues porque la mente es muy dura de cambiar, sigues pensando como obeso, de hecho en las tiendas todavía me voy a las tallas extras, cuando ya de plano soy talla 8, o que te digan lo bien que te ves, no lo crees, pero si cambia tu vida al 100%

Doy Gracias a Dios por haberlos puesto en mi camino a Cirugías de Obesidad, al Dr. Ramiro y a todo su excelente equipo,  están en mis oraciones para que Dios  los guie y puedan ayudar a muchísima gente y que se sienta y vean igual o más felices que yo.

Lucy Ramírez Farías

Diseñado por Once13 estudio © 2018. Todos los derechos reservados